La guía definitiva para superar adversidades.

Hoy voy a darte las 5 claves principales para afrontar aquello que no te permite dormir, que te impide ver el futuro o que te hace pensar que no tienes nada por lo que luchar. Pero antes, una pregunta…

 

¿De verdad crees que alguien te puede dar esa guía?

(Spoiler: no, y este post solo te puede aportar mi punto de vista).

Tiempo atrás, de una manera u otra, todos mis esquemas se cayeron cual castillo de naipes. Hoy no me apetece lamerme las heridas (como solía hacer antiguamente), en su lugar prefiero hablar de las experiencias y los aprendizajes que te da el paso del tiempo, y que tal vez a veces te llevan a unos objetivos totalmente distintos a los que tenías o creías tener durante muchos años.

He de admitir que pase por una depresión muy “silenciosa”, y es normal, cada vez los jóvenes somos más propensos a estas enfermedades, aunque por distintos motivos. Estar desmotivado como “emprendedor”, poco progreso en mi vida laboral, y una traición absurda y caótica me llevaron a ese punto. Fue tal el descalabro de mi vida en ese punto que para salir cuanto antes tomé la decisión mas rápida y la mas difícil: Poner tierra de por medio.

Abandonar un territorio, al cual llamaremos “hogar”, y obligarte a buscar una fuente de ingresos, un nuevo sitio al que llamar “casa”, dejar “el nido”, y aprender que las verduras no se cocinan solas supone una terapia de choque para todo aquello que pensamos que son “problemas que nos van a matar y que nunca podremos superar” (ainsss, que gilipollas era pensando así… bueno en esto si que me lamo un poco las heridas). Esa fue mi solución para paliar los males que no paraban de quitarme el sueño, pero cada persona es un mundo y para ello es mejor ir paso a paso al hablar de este tema.

Entremos en contexto…

Cuando estás pasando por una pérdida, sea del tipo que sea (amorosa, laboral, o de salud), da igual lo que pienses: No todas las personas lo vive de la misma manera.

Existen personas que se cierran al mundo, otros no pararán de contar sus problemas a todo el mundo, algunos intentarán evadir el problema intentando suplir esa carencia con otra cosa (alcohol, drogas, videojuegos, clavos que sacan a otros clavos, inserte su vicio preferido aquí…), algunos intentarán buscar respuestas, etc. Es así, no somos clones, y por tanto nadie va a reaccionar de la misma manera ante hechos adversos.

Es importante comentar esto, porque puede que se te pase por la mente leer libros de “autoayuda“, acudir a sesiones con un “coach” personal, o tirar de “sedantes y/o químicos relajantes“… ERROR. Nada de esto (y matizo: NADA) te ayudará realmente a superarlo fácil y rápido. Es mas, detrás de estos 3 puntos, se esconden 3 grandes sectores que lo único que hacen es lucrarse a base del malestar o de las inseguridades de una persona frágil, desorientada, y que en muchos casos lo que necesita es la ayuda de un profesional de verdad (entiéndase como tal a un psicólogo o psiquiatra si es mucho mas grave de lo que se piensa). Tampoco pienses que acudir a un psicólogo es que te hayas vuelto loco, es totalmente sano ir a un profesional de la salud mental, tal como si fueses al médico de turno por una enfermedad que afecte a tu organismo.

Durante mi “etapa frágil”, conocí a mas personas de este estilo, curiosamente parecía que nos atraemos como imanes cuando estamos en situaciones parecidas para tratar de hacerlo mas llevadero… A día de hoy aún mantengo el contacto con algunas de estas personas, con otras tal vez menos, pero cada uno llevó su “cruz” de distinta manera y con el paso del tiempo hemos ido superando nuestros problemas.

Es mas, con el paso de los meses, te verás forzado a mover ficha: nadie nace con un título de “experto sobre la vida” bajo el brazo, y con estas cosas aprendes a base de golpes que no todo será un camino fácil. Será a partir de este momento donde podrías encontrarte con una “etapa de resiliencia“: El momento donde tu mente intentará (y lo conseguirá, creeme) superar la adversidad, mirar a tu miedo/desdicha a los ojos y demostrarle que puedes vencerlo. Sobre esto encontrarás mucha mas información en Internet, pero básicamente podríamos decir que en esta etapa puedes aceptar 4 puntos:

  • La vida tiene cosas buenas y cosas malas: Todos tenemos cosas buenas o malas, pero es decisión UNICAMENTE TUYA quedarte con todo o solo con las cosas buenas.
  • Eres un barco y tu cerebro lleva el timón: No busques que alguien haga las cosas por ti, ni esperes que otro resuelva tu problema. Son tus decisiones, tus acciones y tus consecuencias. El resto de tu entorno tendrá sus criterios y sus acciones, y deberás respetarlo (aquí matizo: NUNCA dejes que no respeten tus acciones o creencias si no hacen daño a otra persona que no sea a ti, ni que sus acciones sean las que te dañen o hundan… no confundas paciencia o respeto a sus acciones con dejarte humillar con los actos de otros).
  • Aleja poco a poco todo aquello que te lastime o no te aporte nada: Tampoco es que puedas hacerlo al 100%, pero si sientes que sobras en algún lado, o que alguien/algo no te aporta, es mejor alejarse y buscar algo que te complemente…
  • Es el momento de dejar entrar lo bueno: Hora de que mires al mundo a los ojos, y créeme, eso da un subidón a tu salud y tu paz mental.

Llegar a asumir esos puntos no es tan rápido (ni sencillo) como leerlos, ni tampoco pienses que todos los problemas se resumen a eso. Hay mucho mas trabajo del que crees, pero eso ya es labor exclusivamente tuya… Pero una vez lo consigas, mirarás atrás y serás capaz de dar esos consejos que posiblemente rechazabas tiempo atrás.

Como resumen de mi “salseo” (para el que le interese claro): Me mudé a Madrid, empecé a conocer un entorno laboral “estándar”  como desarrollador Front-end, viví mil y una locuras en la ciudad, y empecé a volver a confiar en las personas. Mi economía mejoró mucho (aunque la ciudad es cara, obviamente…), y también mi estabilidad emocional. Una vez había superado mis temores y parte de mis rencores/problemas pasados, decidí volver a abrirme a conocer a alguien que me complemente de verdad (dejando de lejos el mito del “amor romántico”), y a afrontar nuevos desafíos laborales/emprendedores. He de decir que este punto en el que me encuentro no tiene absolutamente nada que ver con el que tenía en 2015 por ejemplo, y que curiosamente doy gracias todos los días al levantarme por haber pasado por el mal trago, me ha llevado a estar en un sitio mejor con personas que realmente me respetan (lo malo es tener lejos a la familia y a los amigos de toda la vida, pero eso se soluciona viajando… viajando mucho) y me alejó de una vida tóxica rodeado de personas que no aportaron nada en mi vida (y que su egoísmo era lo que me mataba por dentro en muchos casos).

Y si quisieras algo realmente útil para afrontar problemas…

Dejando de lado a magufos, listillos y embaucadores que prometen solucionar tus problemas de manera fácil y sencilla, mi recomendación se basa en: leer y vivir.

Matizo: leer libros que cultiven la mente, no de esos que te dan “trucos” para supuestamente llevar una vida “plena y satisfactoria”. Y vive, experiencias y actividades que te ayuden, que te permitan superarte, pero de manera sana y constructiva.

Literatura útil para trabajar la mente:

… Y algunas actividades que puedo recomendar:

  • Pilla un buen catálogo de películas, serán la primera gran evasión que tendrás.
  • … O algunas series, mejor si son de muchas temporadas.
  • Apuntate a un GYM, un arte marcial o alguna actividad deportiva de grupo, pues el ejercicio físico mejora los niveles de estrés y aporta dopamina al cuerpo.
  • Viaja mucho, y si tienes fuerza de voluntad o nada te lo impide, tal vez es hora de irte a vivir a aquel lugar que siempre has soñado (o al menos a uno que te llame la atención).
  • Si sufres mal de amores, un consejo desde la experiencia: Sal de fiesta sol@ (a zonas que sean seguras, tampoco seas un kamikaze), nunca sabes cuanta gente puedes conocer de esa manera, y cuantas locuras puedes llegar a vivir.
  • Busca un hobby, haz cursos, o simplemente enfocate en tu vida laboral, nunca está mas aprovechar esos momentos para realizarte en otros aspectos de tu vida.

Deja un comentario