Supervivencia Milenial: Alquiler en el Madrid de la burbuja

Después de haber dejado la isla de Tenerife, hace ya casi dos años, y después de unos cuantos líos inmobiliarios, por fin puedo decir que ya tengo algo que se acerca a un hogar: tiene extractor en la cocina, ascensor, y ojo: Tiene habitación con puerta, ventanas y le da la luz del sol! Ya me puedo considerar todo un privilegiado.

Los que vivan/hayan vivido en Madrid sabrán de lo que hablo, pero para los que no viven fuera os hago un pequeño spoiler: ESTO ES UNA PUTA LOCURA.

Realmente los medios se han hecho eco de unas cuantas cosas relacionadas al alquiler, sus principales problemas, y sus principales afectados. Es por eso que, después de tres mudanzas y tres estilos de hogar que he tenido en este tiempo, he decidido crear un post donde dar unos cuantos consejos para hacer que la búsqueda de un hogar digno con un sueldo decente, sea algo más que una simple quimera.

Piso en Madrid: por dónde empezar

Para hablar de este tema, lo obvio y coherente es que estés en una de estas situaciones:

  • Te vas a independizar y tus papis no te han dado el piso abandonado para que vivas en el (tal vez porque no tienen uno, que con mucha seguridad es tu situación…)
  • Vienes de algún pueblo, tal vez con una nueva oferta laboral.
  • Llevas mucho tiempo viviendo en Madrid y has vuelto a la búsqueda de vivienda.

Bueno, el primer consejo que podría dar aquí es simple: Vivimos en una burbuja de alquileres, deal with it. Es decir, tendrás que ser realista y entender, querido lector, que montar un “pisito de solter@” será misión casi imposible si no sacrificas determinadas cosas.

Con este escenario, existen una serie de opciones a contemplar para poder dormir en la ciudad:

  1. Coger unos cartones y acudir a tu puente de confianza (dicen que es un poco incómodo, pero da gracias a que tienes trabajo)
  2. Conseguir un zulo en idealista.
  3. Buscar “compis” de piso y vivir en tu habitación.
  4. Conseguir un estudio, vivir solo y disfrutar de la vida de “single”.
  5. Conseguir un piso decente (dicen que es más difícil de ver que un billete de 500€).

Las opciones no son de las mejores (salvo el punto 4 y 5). Y aquí es donde viene la dosis de realidad: Tener un estudio o un piso para ti solo es un sueño casi imposible de realizar si ganas menos de 1000.

Para poneros en contexto, Madrid es cara como cualquier capital de cualquier país. Obviamente puedes encontrar chollos, pero a cambio se sacrifica algún aspecto. Vamos a analizar las tres opciones más comunes: Compartir piso, alquilar un estudio y alquiler de un piso.

Compartir piso:

La opción más “viable económicamente”, y también la mayor de las loterías: O encuentras compañeros que se convertirán en tu segunda familia, o tendrás que rezar para que se marchen ellos (o poder marcharte antes de la estancia mínima que hayas acordado). Obviamente el precio variará mucho por los múltiples factores a tener en cuenta (ubicación respecto al centro, número de personas viviendo en el, tamaño del piso, baño privado, tamaño de la habitación, etc), pero dentro de lo que cabe, es el punto de partida común de todos los que llegan a Madrid por primera vez (también para los que vuelven a estar solteros o se independizan).

Ventajas:

  • Con 800€/mes en una habitación de 300/350 + gastos (en total, sobre 450€), debería bastarte para poder vivir el tiempo que te deje tu trabajo.
  • Reparto de las tareas de limpieza, siempre y cuando te haya tocado la lotería con los compañeros de piso.
  • Dependiendo de tus “compis”, algunos serán mas sociables y otros menos. Será opcional hacer vida mas allá del hola/adiós, pero se agradece establecer vínculos sociales (sobre todo si no conoces a nadie en la ciudad).
  • Si te mueres por atragantarte con una aceituna, no tardarán en encontrarte.

Inconvenientes:

  • Actualmente comienza a aumentar el precio de las habitaciones también, donde puedes encontrar habitaciones en Malasaña por 500€/mes sin derecho a salón (por poner un ejemplo).
  • Las inmmobiliarias/agentes freelance están empezando a entrar a este terreno, se comienza a pedir ya meses de comisiones, fianzas y señales o avales para un cuartucho del montón.
  • Si tus compañeros son unos guarros, juerguistas y fumadores… O te unes a la fiesta o te espera un mal final con ellos.
  • Puede que algunas personas no entiendan los límites del “espacio personal”, cosa que te puede hacer pasar malos momentos (o sentir que estás compartiendo piso con algún psicópata).
  • Algunos compañeros de piso no quieren que fumes/tengas mascotas/traigas a tu crush, así que puede que tengas que estar saltando de piso en piso hasta llegar al adecuado.

Alquilar un estudio

Puede que pases de compartir casa, puede que te sobren las perras o simplemente llegues como un ser asocial que detestaba a la humanidad (como yo)… ¡Felicidades!, esta es la mejor opción que podrás tomar en tu vida, porque te dará, a partes iguales, lo mejor de comenzar una nueva vida solitaria, y a su vez te ayudará a darte cuenta que no vas a poder vivir eternamente cual ermitaño (salvo que tengas asumido que vas a morir solo… aunque realmente todos moriremos solos). Alquilar un estudio es una de las cosas que, bajo mi opinión, toda persona en su veintena debería probar, ya que aprendes a ver que no todo se da regalado/por enchufe en esta vida. Aprenderás a tener organizado tu entorno (o hecho una puta mierda, cosa que pasa los primeros meses), a gestionar mejor tus finanzas (lo mismo que lo de tener organizado las cosas, los primeros meses te limpiarás los mocos con billetes de 5€), e incluso a realizar por tu cuenta labores que antes se encargaban tus padres o tu ex-pareja (si la has tenido y has vivido con el/ella).

Ventajas:

  • Total libertad y autonomía para hacer lo que quieras en casa (¿quieres dejar los platos la noche entera sin lavar? Hazlo, ¿Quieres montar una bacanal? Hazlo, ¿Quieres deprimirte, emborracharte y ver Forrest Gump? Consulta a tu psicólogo…).
  • Todo el espacio de la vivienda es para ti, así que podrás dejar de vivir encerrado en una habitación.
  • Si estás solter@, será tu santuario, y será la mejor alternativa para vivir tu juventud, sin miradas indiscretas (a parte de la de los vecinos).
  • Podrás fumar, beber, cocinar y preparar lo que quieras sin que nadie te critique por ello, e incluso tener mascota (si tu contrato de alquiler no lo prohíbe).

Inconvenientes:

  • Prepárate para el atraco sobre tu cuenta corriente: Mes de alquiler, mes de fianza (mínimo), y casi con toda seguridad, mes de agencia como mínimo. A eso súmele otros atracos como seguros, avales, enseñar tus cuentas bancarias, sacrificar siete vírgenes y firmar ante Lucifer con sangre que vas a entregar el piso en el mismo estado (de mierda, en muchos casos) que se te ha dado el piso.
  • Dado el punto anterior, y la burbuja de los alquileres, un estudio “decente” (entiéndase que sea mas de 30m², con una ventana aunque no de luz ni aire, y cerca de una parada de metro) no baja de los 500€/mes, Lo que lo convierte en una inversión inicial mínima de 1500€+ IVA + gastos iniciales típicos de cualquier mudanza (necesitarás algún que otro mueble, compra de cosas para el estudio, comida y demás menesteres). Con todo esto, calcula que necesitarás ganar mas de 1000€/mes para poder darte un capricho de vez en cuando (y recuerda siempre: MADRID NO ES TAN BARATO CUANDO VIVES SOLO).
  • Los primeros meses, solitarios meses si acabas de llegar, verás pasar los días hasta que te aventures a moverte solo por la ciudad, y descubras que puedes hacer vida social. Pero claro, todo comienzo es difícil.
  • No hay habitación, para lo malo se aplica en que si cenas pescado, pescado olerá toda la noche. Si es muy pequeño, prepárate para ducharte mientras lavas los platos (algo bueno tiene: ahorras en la factura del agua).
  • Si tienes pareja, disfrutad de vuestra lata de sardina (al menos habrá la escusa del roce… ya sabes…).
  • Si te atragantas con una aceituna, o aprendes a hacer la auto maniobra de heinlinch, o tardarán en encontrarte…

 

Alquilar un piso normal

El summun del mundo del alquiler, el puto kentucky para los putos pollos, el objetivo en la vida de todo residente de la ciudad: Vivir en un piso de condiciones normales, con una puerta en tu habitación, una cocina a un lado, un salón al otro lado, una ventana que puede dar a algún sitio con algo de aire y luz… en definitiva: un lugar que respete uno de los artículos elementales de la constitución. Vivir en un piso normal debería ser “lo normal”… debería, pero no. A día de hoy, poca gente puede permitirse un piso normal si no gana una buena pasta, o en su defecto convive en pareja.

Al ser quizás uno de los puntos mas complejos de asumir por parte de muchos, hay que pensar que el desembolso será mucho mayor, y con dicha burbuja de alquileres, incluso te puede desplazar de la zona donde pensabas vivir inicialmente. Obviamente las ventajas son enormes, sin embargo será muy dificil encontrar un piso decente por menos de 700€/mes, lo que, sumando gastos del día a día, te obligaría a ganar mas de 1300€/mes para poder tener un estilo de vída medianamente decente. A partir de aquí, si has encontrado el piso ideal, no lo dejes escapar…

Inconveniente principal: prepara mes de agencia + fianza + mes de entrada (ejemplo: 750€/mes * 3 = 2250€ solo para entrar en un PISO DE ALQUILER)

 

Consejos útiles para encontrar piso:

  • Hay vida más allá de idealista: Fotocasa, Milanuncios, Pisos, badi, carteles en las farolas,…
  • Pide flexibilidad (si es posible) en tu trabajo, muchas veces tendrás que salir corriendo a mirar el piso, ya que literalmente VUELAN.
  • Un particular es mucho mejor que una agencia, pero cada vez son mas escasos (y ojo con los que hay, pide siempre que la señal no supere los 300€, se deposite en cuenta bancaria, y que la fianza se deposite en el IVIMA).
  • Sea agencia, particular o compartir piso, en muchos casos serás tratado peor que en una entrevista de trabajo. Paciencia, algunas personas no tienen tacto o se han vuelto muy desconfiadas.
  • El apartado anterior no implica que no se respete tu privacidad: no es obligatorio mostrar tus movimientos bancarios, ni que tengas que dar datos personales más alla del DNI, CCC, o contrato. Cosas como la vida laboral, los movimientos de los últimos 6 meses, interrogatorios sobre lo que haces o dejas de hacer en tu cuarto, o tus tendencias sexuales/políticas/ideológicas sobran.
  • Tampoco te precipites: Si te piden muchos meses de fianza (la ley establece como mínimo un mes), avales bancarios obligados, clausulas absurdas en el contrato, entre otras barbaridades, RECUERDA SIEMPRE QUE ERES UN SER HUMANO Y TIENES DERECHOS. A veces la usura de los propietarios/inmobiliarias es excesiva y te tratan como un pobre apestoso.

 

Y sobre todo: ¡Mucha suerte! La vas a necesitar…

Deja un comentario